Areguy, sábado 16 de Mayo

Hoy ha amanecido nublado pero con un bochorno de la leche. He aprovechado la mañana para hacer la colada, sin haber terminado han venido Pesulo y Jose para preguntarme por mi equipo Ortuellako, como les dije que este fin de semana y el siguiente se jugaban el ascenso, querían saber si habían ganado. Todavía no había comenzado el partido y para saber el resultado tenía que recargar dinero en la SIM, ellos amablemente me han llevado donde una chica que recarga y así he podido comprar un plan de internet de 50 Mb que expira el día 16.

Ellos han sido quienes me han dado la mala noticia de que murio la amatxu de Ari, uno de los chavales del grupo ke kontant (corazones alegres) que ahora se encontraba trabajando en Puerto Príncipe. Ari se disponía a regresar a casa, de hecho, hablé con él hace un par de días y conociendo que yo había vuelto a Aregi, el vendría la semana próxima para poder verme. Así que no llego a tiempo para ver con vida a su ama. Después de comer nos hemos acercado las hermanas y yo a casa de la Señora para ver qué tal se encontraba el esposo y acompañarle. No hay palabras de consuelo para un hombre que acaba de perder a la mujer y que tiene a todos los hijos fuera, Ari y 3 hermanas más en Puerto Príncipe y otra hermana hace unos 3 meses que se fue a Brasil. Espero ver mañana a Ari y poder hablar con él y darle el ánimo que se merece.

A la tarde he acompañado a unos chicos a jugar al futbol, la verdad que el futbol no es mi fuerte y he ido a verles. Hemos ido hasta popiche, así que hemos tenido que cruzar el rio. A la ida se ha podido pasar bastante bien pero a la vuelta hemos pasado por una zona que venía el rio más fuerte y ha costado un poco más. Es increíble la manera de correr y jugar a futbol descalzos. He gravado algún video así que a la vuelta subiremos al Facebook de Arregialde. Como anécdota, uno de los chavales que estaba jugando con zapatillas de futbito, se ha retirado para que entrase otro a jugar y ha dado la zapatilla izquierda a un compañero y la derecha a otro. De tal forma que jugaban con un pie calzado y otro descalzo. Ha sido sábado de futbol porque recibía la grata noticia que el Ortuellako ganaba 1-0 el partido de ida de la promoción y el Athletic se imponía al Sevilla 3-1. En Haití el equipo de Pesulo ganaba con una clara goleada al equipo de Jose y Kendi 4-0, era sólo una pachanga. Los campeonatos en los que participan comienzan en el verano cuando tienen vacaciones en la escuela.

Hoy la congregación de las Hermanas Lauritas cumple 102 años desde que Laura Upegui Montoya fundara la primera misión en Colombia en 1914. Así que tocaba celebrarlo con bizcocho y un vino espumoso de cereza. Además a la noche hemos visto una de las películas que traje, «Cicerela Man» la vida de un gran boxeador de origen irlandés. A cada golpe que recibía se oía un «que pecado Madre Laura». Así que el día de hoy ha estado lleno de celebraciones y excesos, pues con película y todo nos hemos acostado a las 23:30. Que pecado Madre Laura. Pues nada, mañana domingo levantada libre, desayuno a las 8:00 y misa a las 9:00, quiero grabar los cantos de la misa. Y sobre todo tengo ganas de ver a Ari y darle un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *