Miércoles 11 de Mayo en Areguy

Durante la noche un par de veces me he tenido que levantar al baño, así que después de las 6 que tuve que ir ayer parece que va remitiendo el asunto. A pesar de que ayer se oían truenos la lluvia no llego y hoy ha amanecido soleado. Por mi parte sigo poniendo remedio a tener el estómago revuelto bebiendo suero oral. He comido algo de pan y tomado te. Comeré un poco de sopa con arroz, zanahoria, banana… los que me conocéis bien sabréis que se me hará difícil. Todo sea por mejorar.

He pasado la mañana leyendo un libro que ya leí en mi primer viaje a Areguy, «El caballero de la armadura oxidada». Un libro que recomiendo leer a cualquier persona independientemente de la edad o personalidad. Apenas 100 páginas con letra grande, un intrépido lector lo devorara en unos minutos. Mientras que a un lector de titulares de periódico, no le resultará pesado. La escritora Terry Linn Taylor lo deja claro: «La vida es básicamente buena y también lo son los humanos. Si necesitas que te recuerden esto, lee El caballero de la Armadura Oxidada. Si necesitas que te recuerden la importancia de amarte a ti mismo, por favor lee El Caballero de la Armadura Oxidada. Cuando hayas llegado a la última página sabrás que la vida es buena, que eres amor, que eres maravilloso, y que todo está bien». Así que ya sabéis, ir a la biblioteca más cercana y pedir el libro «El Caballero de la Armadura Oxidada».

Hoy por fin después de llevar 2 días de llegar el agua potable, se han llenado los depósitos del tejado y lleva el agua al grifo del lavabo, de la ducha y lo que es más importante se carga la cisterna del W.C. Hasta ahora llenaba 2 cubos bien grandes cada día para usar en el W.C. y ducharme.

Hoy paso la tarde dando un repaso al creol, sobre todo aprendiendo vocabulario que es lo que más echo en falta para entender y sobre todo poderme expresar. Sigo acompañado de suero oral. Hay cosas por aquí que no cambian. Muchas personas pasan por la casa de las hermanas, para pedir ayuda, para que las compren mangos o cualquier cosa. Esta casa está abierta a cualquiera para prestar atención, escuchar y ayudar.

He vuelto a cenar sopa y un poco de pollo. Después de la cena, he dejado mi teléfono a Cloudin para que llame a su familia, como ayer recibí llamada internacional, la compañía Digicel me premio con 15 gourdes para llamadas a números de la misma compañía. Además ese dinero expiraba mañana y yo no tenía a quien llamar.

Pues nada, ya estamos a mitad de semana. Mañana unos cuantos miembros de la comunidad de Areguy va a pasar 2 días a otra comunidad «Funde Blanc» cercana a Jacmel. Allí compartirán su experiencia con las siembras y verán como siembran otras personas. Yo me quedo sin ir, porque no estoy recuperado de todo. A ver si Cloudine saca buenas fotos y nos enseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *